El fraude por llamada perdida (o el timo Wangiri)

Las estafas de telecomunicaciones no son nada nuevo, y por desgracia las técnicas de los estafadores siempre evolucionan junto con la tecnología. Sin embargo, la escala del fraude en las telecomunicaciones hoy en día es especialmente alarmante. Hoy te explicamos una de las prácticas recientemente denunciadas por la Guardia Civil.

Estafas Wangiri (o estafa de llamada perdida)

El término japonés, ‘wangiri‘, simplemente significa ‘una llamada, un corte‘. El nombre le va como anillo al dedo, ya que estas estafas involucran a un estafador que llama a tu número e inmediatamente cuelga. Es por ello que la Guardia Civil ha denominado como «el timo de la llamada perdida». Lo hacen con la esperanza de que les devuelvas la llamada, solo para encontrarse llamando a un número que incurre en un cargo exorbitante mientras los estafadores se llevan una comisión de la llamada.

Por lo general, podrás reconocer una estafa de wangiri al verificar el código de marcación del número de teléfono asociado; si no comienza con ‘0’ o ‘+34’ (en caso de España) es probable que sea una llamada internacional. Si encuentras una llamada en tu móvil con estos prefijos: 355, 225, 233, 234, no hay que responderlas.

También se han conocido casos de ciudadanos y ciudadanas que últimamente reciben muchas llamadas con prefijos de países tan lejanos en el mapa como Nueva Zelanda, Canadá, Haití o las Islas Salomón. Por norma general, lo más sensato y recomendable es no responder llamadas de números que nos resulten totalmente desconocidos y con prefijos extraños.

En resumen, a menos que reconozcas el número, ¡es mejor evitar devolver la llamada! Si es un asunto importante, ya volverán a llamar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Please accept [renew_consent]%cookie_types[/renew_consent] cookies to watch this video.