¿Qué diferencias hay entre una centralita física y una centralita virtual?

Para responder a esta pregunta, vamos a rescatar algunos puntos  del post que hace unos días publicó el portal Servicities en su web

Tarifa voz ip“Hoy en día fidelizar clientes es fundamental para el desarrollo de cualquier negocio, pero para lograrlo es muy importante mantener una correcta atención al cliente en el servicio postventa. Además cada día son más las empresas que desarrollan las campañas de marketing a través del teléfono para captar clientes, por lo que son muchas empresas que ante la voluntad de mejorar la gestión de las llamadas y atención al cliente ven la necesidad de acudir a una nueva centralita telefónica. Es aquí cuando viene el problema, y se duda entre contratar una centralita virtual o una física. Algunas de las diferencias a destacar son las siguientes:

  • La primera diferencia radica en la inversión. Las empresas  que se decantan por adquirir una centralita física, deben realizar un desembolso económico importante ya que una centralita física implica la compra de un hardware, y por lo tanto, la amortización de la inversión. Si contratas  un servicio de centralita virtual, no es necesario comprar ningún tipo de equipamiento, ya que la centralita se encuentra alojada en las instalaciones del proveedor del servicio y habitualmente los terminales de usuario están incluidos en la cuota mensual.
  • En cuanto a la puesta en marcha y mantenimiento las centrales virtuales no realizan ningún gasto adicional, ya que es la empresa proveedora del servicio la encargada de instalar, mantener y actualizar la plataforma de forma permanente, garantizando de este modo la disponibilidad del servicio. Sin embargo, las centralitas físicas necesitan la realización de nueva inversión en cuanto a  equipos técnicos para garantizar un buen funcionamiento y mantenimiento de los servicios.
  • Gracias a la tecnología de voz por Internet (VozIP) y a las avanzadas prestaciones de los software  con los que trabajan las empresas de telefonia IP, los ordenadores de su empresa se convierten en auténticos Call Center sin realizar una gran inversión. Por el contrario, las centralitas físicas garantizan servicios más restringidos debido a que no cuentan con  los suficientes avances técnicos.”

Estas son algunas de las principales diferencias que se han querido destacar respecto a una Centralita física y una virtual. Y es que hay un aspecto que es innegable, y es que la centralita virtual se esta posicionando en el mercado como la mejor solución para aquellas empresas que necesitan distintas funcionalidades sin necesidad de una inversión inicial determinante

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *